Momentos

miércoles, 18 de julio de 2012

Imaginación

Tantas veces que he imaginado una vida perfecta mientras ese insomnio nocturno no me dejaba pegar ojo, tantas veces que me imaginé haciendo esas mil cosas que deseo hacer. He soñado despierta hasta acabar con la más mínima gota de imaginación. Me imaginaba de mayor, haciendo mi vida perfecta, aun que supiera con toda la certeza que eso jamás podría ser. Pensaba hasta quedarme dormida y al dormirme retomaba el mismo pensamiento convirtiéndolo en sueño justo por donde me quedé, pero al despertar otra vez volvía a esa misma vida fría, aburrida y rutinaria de siempre. Maldita rutina.
Un día me gustaría despertarme y que mi vida haya cambiado por completo, tener un perro, vivir en otro lugar que no sea tan aburrido como en el que vivo, que haya paisajes de lo más bonitos, praderas en las que poder tumbarme y que se respire aire puro, que esté alejada de todo el mundo y que nadie pueda molestarme. Qué cuando llegue a casa, siempre pase algo diferente.
Eso sería una vida perfecta para mí. Por desgracia no pasará, aunque siempre cabe una posibilidad, ¿no?


martes, 17 de julio de 2012

¿Qué la vida es de color rosa? No me hagas reír

Nadie dijo que el mundo fuera de color rosa, que vivirías en un palacio rodeada de todo aquel capricho que se te antoje y en el que tendrías una corona reluciente que impusiera diciendo "Este es mi reino". Nadie dijo que encontrarías a tú príncipe azul, por que no lo hay. Tampoco dijeron que tus sueños se harían realidad, ni que fueras al bosque y que los animalitos te hablaran y ayudaran.
La vida NO es de color rosa, si algo quieres, algo te cuesta, no esperes que te lo pongan todo en bandeja, por que si es así poco conseguirás.
Que te tienes que hartar de besar sapos para poder encontrar a tu pobre mendigo y, ¿sabes? yo prefiero un mendigo que me cuide, antes que un príncipe arrogante, creído y don nadie.
Nadie dijo que encontrarías una lámpara mágica de la cual saldría un genio que cumpliría todos tus deseos, ni tampoco que un hada madrina te convirtiera de criada en princesa con una varita y convirtiera una calabaza en carroza para llevarte a tu castillo.
Los cuentos, son solo eso, cuentos, no esperes que tu vida sea la de una princesa.

lunes, 16 de julio de 2012

De errores se aprende

Sumergirme sería la opción más drástica y eficaz. Pero no es la solución a los problemas, ni a los errores. Hoy he decidido amarme de valor y ponerme en pie. Mirar de frente y no correr ante la gente. Saber elegir y renunciar. Reír cuando toca reír y llorar lo que no hay que guardar. Derramar la tristeza y alimentarme de la felicidad que desprende el resto del mundo. Bajar la escaleras y no tropezar, y si tropiezo no dudar en levantarme, porque caerse es muy fácil, pero equivocarse aún más y no importa cuantas veces me equivoque si eso me enseña a ser más fuerte. Porque es lo que ha conseguido que encuentre las palabras para ser más fuerte.

Cada cual es como es

Me gusta subirme en un autobús o coche y estar horas y horas dentro con los cascos y sumergida en mi propio mundo.
Me gusta fijarme en la gente, ver a todo tipo de personas, de diferente color, unas van solas, pensando en lo suyo, otras van cabreadas por muchos motivos, otras ivan en parejas agarrados de la mano pensando que el mundo es perfecto, otros van solos, otros van en grupo con su propio estilo, con muchos pircings y tatuajes y una forma de vestir peculiar sin importarles el que dirán, otras han pasado la vida juntos y aún siguen llendo con un anillo en la mano, y en la otra mano agarrada de la persona que a compartido gran parte de su vida.
Me gusta porque me doy cuenta que a la gente le importa una mierda lo que piensen los demás, que uno tiene que ser como es y cuanto antes lo haga, mejor.






Esa soy yo

Mírame, soy yo, la que rie hasta llorar, la que llorar y acaba riendo, la que canta a todas horas, y lo primero es la felicidad. Que mis sueños son mis historias, mis historias la vida , mi vida un pasado, un presente y un prospero futuro, la que piensa sus decisiones, la que va por libre a su bola, a  la que los problemas se convierten en soluciones, y la que por encima de todo sabe vivir la vida.

En el libro de la vida

No soy feliz, soy lo siguiente. He aprendido que lo pequeño se hace más grande dìa a día, que hay te quieros que llenan, miradas que matan, sonrisas increibles, lágrimas desgarradoras, he aprendido que en esta vida hay que joderse los Lunes y alegrarse los Viernes, he aprendido a vivir de los pequeños detalles.