Momentos

miércoles, 29 de abril de 2015

Él, que solo quería su cuerpo, acabó enamorándose de ella.

"Y él, que solo quería acostarse con ella, acabó por verla dormir. Terminó por secar sus lágrimas, escuchar sus problemas y acompañándola a casa cada noche .
Él, que sólo quería tocar su cuerpo, acabó por llevarla de la mano por la calle. 
Él, que sólo quería un lío de una noche, se convirtió en adicto a sus besos, de su pelo, de su sonrisa, de ella. 
Él que pensaba olvidarla en el momento que más le conviniera, comenzó a pensar en ella cada día.
Pasó de querer comérsela a querer comerse el mundo con ella."

No hay comentarios:

Publicar un comentario